Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. aceptar

PENTIMENTO

Un momento de arrepentimiento es suficiente para hacer un cambio. Un cambio para lo mejor.

Pentimento es progreso. Es sinceridad y tosquedad inocente. Es cómo esa canción ha penetrado profundamente en los corazones de miles, la delicadeza extrema del tul tallado en una escultura de mármol, la combinación perfecta entre técnica y pasión por un aceite preferido.

Pentimento se ha hecho para reconocer esos momentos de cambio. Momentos que han abarrotado la cultura universal de creaciones magníficas. Esta colección se presenta como una oda a la evolución de tantas obras a lo largo de la historia del arte.
Agradecer una vez más la fortuna del desarrollo y progreso del pintor, escritor, escultor. Agradecer al artista.
Pero también el surgimiento (o desarrollo) del estudiante, de una madre o de uno mismo. Porque el arte no existe con límites.

El arrepentimiento es una oportunidad. Oportunidad para fortalecer. Oportunidad para evaluar el cambio. Para comenzar de nuevo. Conseguir.